INCLUSIÓN Y
DIVERSIDAD

Inclusión social

 Debido a las especificidades artísticas que se aprenden en INCINE, a su  característica pedagógica que privilegia lo experiencial, y a la gran carga de expresividad y creatividad que requieren las prácticas y aprendizajes, desde su nacimiento en 2005, INCINE es un espacio propicio para integrar la más amplia variedad de diferencias.

Jóvenes que por circunstancias particulares como adicciones, trastornos psíquicos, diferentes orientaciones sexuales, trastornos de comportamientos, y todo tipo de conducta que induce a la exclusión, quedan usualmente al margen de la educación tradicional. En INCINE, estos jóvenes pueden encontrar diferentes formas de insertarse en la dinámica de intercambio social y de productividad.

INCINE se caracteriza por la ausencia total de censura y por la inmensa variedad de problemáticas tratadas en los trabajos filmados por los estudiantes.

Inclusión de jóvenes de los pueblos y nacionalidades indígenas y afro ecuatorianos

La cinematografía del país no se podrá llamar nacional hasta que no haya integrado las diversas miradas étnicas y culturales que coexisten en el territorio.

Una cinematografía que contenga estas diversas miradas de la realidad solo será posible cuando se integren de manera activa al proceso de producción y profesionalización personas que pertenezcan a las diferentes culturas y nacionalidades.

Becas para estudiantes de los pueblos y nacionalidades indígenas y afro ecuatorianos

INCINE prioriza becar a estudiantes de los pueblos y nacionalidades indígenas y afro ecuatorianos. Esta política puede garantizar que en el transcurso de algunos años exista en el país una colectividad de cineastas y actores pertenecientes a minorías culturales y nacionales capaces de producir obras y proyectos audiovisuales que contengan la particularidad que ellas encarnan.

Las lenguas de pueblos y nacionalidades indígenas

Se trata de estimular la producción de cine hablado en estas lenguas. Esta idea puede contribuir de manera decisiva, por un lado, a la conservación de las mismas y, por otro, a posicionarlas socialmente como parte de nuestra integridad nacional.

La idea compromete a estos estudiantes a reutilizar la lengua de sus abuelos, empleándola en proyectos cinematográficos.

Compromete también a las audiencias que pertenecen a estas nacionalidades, y que por innumerables presiones sociales han dejado de usar sus lenguas originarias.

Compromete a la población mestiza que, sin hablar estas lenguas, ha interactuado con ellas de manera cotidiana.

Puede contribuir a exponer estas lenguas en otros países a través de las innumerables muestras internacionales en las que participan los trabajos de los estudiantes de INCINE.

Los entornos

Se trata también de estimular la producción de trabajos filmados en los entornos geográficos, sociales y culturales en los que estas culturas y nacionalidades realizan su vida cotidiana y social.

Las problemáticas

Se  trata de abordar problemáticas sociales y personales desde la mirada de estos sectores de la sociedad, buscando no caer en la repetición de estereotipos ideológicos sobre ellos.

La metodología de INCINE, que consiste en una constante auto interrogación sobre los problemas que cada estudiante enfrenta de manera individual y cotidiana, crea un margen de protección contra esa mirada estereotipada con la cual hasta ahora se ha abordado el tema de la producción audiovisual de las nacionalidades indígenas por parte del mundo urbano mestizo.

A partir de esta trilogía de lengua, entornos y problemáticas, se puede expresar de manera integral la diversidad de miradas que es el objetivo del proyecto.

Sectores de escasos recursos

La producción cinematográfica en el país, en el momento actual, es fundamentalmente ejecutada por ciudadanos de clases económicamente acomodadas que han tenido la posibilidad de estudiar en el exterior, y de poner recursos materiales y de ocio al servicio de las obras.

Sin quitar méritos ni menoscabar el esfuerzo que esta producción implica, es sin embargo necesario que se integre la fuerza de la experiencia vital de los sectores económicamente marginados.

Solo esta fuerza podrá completar la diversidad que exprese a toda la nación. Para esto es necesario diseñar políticas que permitan la profesionalización de estos sectores en áreas cinematográficas.

Programa de pensiones diferenciadas para estudiantes de escasos recursos

El programa consiste en crear un sistema de diferenciación de pensiones para estudiantes que tienen dificultades de acceder a pagar la pensión completa.

La diferenciación de la pensión puede variar de acuerdo a cada caso, y puede llegar incluso a la beca total, como ya ha sucedido, de acuerdo a los siguientes criterios:

– Las becas parciales se otorgan desde el segundo semestre de estudios.

– Se otorguen a estudiantes que posean un rendimiento mínimo del 90 por ciento.

– Se prioriza a los estudiantes que han gestionado un crédito educativo, y que a pesar del crédito aun tiene dificultades en pagar, ya que esto estimula el afán de superación por esfuerzo propio y el derecho universal a la autodeterminación.

Diversidad sexual, grupos juveniles urbanos, diversidad de ideologías, capacidades especiales, etc.

La producción de cine es la síntesis de la cultura y en ella se expresa la percepción y la autoconciencia de una nación.

Por ello la cinematografía ecuatoriana no será completa ni competitiva hasta que no se haya integrado en ella a todos los sectores de la sociedad.

INCINE se plantea a este respecto:

– Mantener, ampliar e implementar una política de apertura para que se expresen y se debatan las problemáticas de la diversidad sexual.

– Sostener los procedimientos pedagógicos que estimulan la designación de estudiantes mujeres en roles de dirección para la realización de  proyectos y prácticas que se organizan en INCINE .

– Acatar las disposiciones legales para becar a estudiantes con capacidades especiales para el estudio de las dos carreras.

– Producir espacios de debate docente y de capacitación para generar formas de inserción en las prácticas para estudiantes que tienen problemas sociales o de comportamiento.

– Crear un sistema de atención y orientación psicológica para estudiantes que tienen dificultades para la integración social.