CRÉDITO EDUCATIVO

 

 

Varios bancos del país ofrecen crédito educativo a los estudiantes que lo necesitan. Los intereses son cercanos a la mitad de los créditos comerciales, y se caracterizan porque el estudiante no paga ni capital ni intereses del crédito mientras estudia, a condición que no repruebe ningún ciclo de estudios. Terminados los estudios, el estudiante tiene seis meses de gracia antes de empezar a para el crédito por los meses que convino en pagar.

 

Dependiendo del monto solicitado y del plazo de pago convenido, las mensualidades suelen estar entre 100 y 300 dólares mensuales.

 

Si el estudiante reprobara un ciclo, el estudiante debe empezar a pagar el valor recibido del crédito.

 

INCINE asesora a los aspirantes en la consecución de créditos educativos, siempre que cumplan con los requisitos establecidos por cada banco. Es prerrogativa de las instituciones bancarias la asignación de créditos educativos.

 

En general, la asignación de un crédito educativo y el monto del crédito depende de la capacidad e historial de pago del garante, quien suele ser uno de los progenitores o pariente cercano. A partir de cierta cantidad, los bancos suelen solicitar una garantía hipotecaria. Las condiciones y posibilidades de crédito dependen de cada banco, al que debe acudir el interesado.