• Blanco Icono de YouTube
  • Twitter Icono blanco

__

CONTACTO

Lugo N24-298 y Vizcaya.

La Floresta. Quito, Ecuador. 

(593) 02 290 8990

contacto@incine.info

RECURSOS

El sonido en el cine: una fascinante mentira

10/09/2018


El cine crea lugares, situaciones y personajes imaginarios, pero los percibimos como si fueran reales. Gran parte de esa sensación de "verdad" que tiene el público al ver una película, depende del sonido.

 

 Foto: "Foley Stage A" Estudio de sonido


¿Sabías que gran parte de lo que suena en una escena fue añadido al film en posproducción? No siempre es posible registrar todos los sonidos de una escena durante la filmación, o a veces estos no producen el resultado que se desea para la película. Por esto, se los recrea en estudio hasta encontrar "el sonido perfecto".

 

 Fotograma: The secret world of Foley (corto documental).
 

Un Artista Foley es el responsable de recrear, en sincronización con la imagen, efectos de sonido que van desde los pasos del personaje y movimiento de objetos, hasta un avión estrellándose o la capa de Superman cuando vuela.

 

Fotograma: The secret world of Foley (corto documental).
 

¿Pero cuál es la mentira? En realidad, muchos de los sonidos de una película no son lo que parecen. Los estudios de Foley están llenos de utilería para crear infinidad de sonidos y a menudo recurren a objetos muy distintos de los que vemos en imagen.

 

 Foto: Gary Hecker, artista Foley, trabajando en Man of steel

 

Por ejemplo, creemos que Superman camina sobre la nieve por lo que escuchamos en sincronía con la imagen. Pero en realidad esto se recreó en un estudio grabando pasos sobre tierra y sacos de maíz. Estas son algunas grandes películas en las que el sonido crea una mentira perfecta que nosotros percibimos como realidad:

 

Fotograma: El doctor Frankenstein (1931)

 

“El trueno del castillo”, en El doctor Frankenstein no es realmente un trueno, para recrearlo se utilizó un martillo y una plancha metálica. Este efecto de sonido ha sido reutilizado en infinidad de películas desde entonces.

 

Fotograma: Psicosis (1960)

 

Alfred Hitchcock, encontró el objeto perfecto para el sonido del apuñalamiento en Psicosis:  una sandía.

 

 

 Fotogramas: Star Wars (1977)
 

El sonido distorsionado de la espada láser de toda la saga Star Wars fue fruto de un encuentro casual con un micrófono sin aislante colocado cerca de un televisor, mezclaron ese sonido con el de un proyector y una especie de zumbido.

Y para la voz de Chewbacca se necesitó unir rugidos de varios animales que se categorizaron en estados de ánimo, principalmente se utilizaron osos.

 

 Fotograma: Jurassic Park (1993)

 

Para crear el rugido del dinosaurio más temido de Jurassic Park, se las ingeniaron mezclando los sonidos de un cocodrilo, un tigre y un elefante.

El efecto grabado en estudio a menudo suena más realista que el sonido natural del objeto. Nuestro cerebro acepta que la mentira de lo que escuchamos proviene de aquello que estamos viendo simplemente por la sincronía entre imagen y sonido.

¿Quieres crear los sonidos de una película en un estudio? Hazlo mientras cursas la carrera de Fotografía y sonido en Incine. Experimenta con varios objetos hasta encontrar el sonido perfecto para los incontables proyectos y ejercicios que se filman cada semestre.

Más información en http://www.incine.edu.ec/fotografiaysonido

Please reload

CATEGORÍAS 
DE ARTÍCULOS
#categories
ETIQUETAS
#tags

© 2017 Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): 

No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Obras protegidas bajo licencia de Creative Commons.

Estudia Cine Haciendo Cine

 

 

Matrículas Abiertas 

 

Próximo Periodo Inicia el 23 de marzo

Para más información CLICK AQUÍ

 

www.incine.edu.ec

 

(02) 2 908990 Lugo N24-298 y Vizcaya, La Floresta

contacto@incine.info

Otros Artículos que pueden ser de tu interés

CORTO DE LA SEMANA | "Transmigración" de Jeroham Armijos, Daniel Betancourt, Luis Dominguez.