¿QUÉ ES INCINE?

Desde 2005, INCINE es la única escuela de cine del país, reconocida por la Secretaría de Educación Superior y acreditada por el Consejo de Acreditación de la Educación Superior.

INCINE se especializa en el aprendizaje de los lenguajes y las técnicas necesarios para hacer cine, con la misión de formar profesionales de nivel superior que puedan satisfacer la creciente demanda de la industria del cine, la televisión, el internet, y la actividad audiovisual.

La pedagogía en INCINE se basa en aprender haciendo, por ello las asignaturas se organizan en talleres prácticos para que los estudiantes produzcan todos los días ejercicios filmados con todas las herramientas conceptuales y tecnológicas del cine a su disposición.

Estos talleres generan, al fin de cada semestre, innumerables películas de dos a treinta minutos que cada estudiante hace como uno de los líderes o colaboradores de varios equipos de producción.

En INCINE se filma más de cien proyectos al año, experiencia conducida por docentes experimentados en las diversas disciplinas, y sustentada por la gran infraestructura tecnológica que posee la institución.

En el caso de las tecnologías, los estudios se cursan en siete semestres, incluido el período de titulación. En el caso de las tecnicaturas, en cuatro semestres. Los títulos de Tecnólogo y de Técnico, conforme al nivel de estudios, son títulos de educación superior avalados por el Estado ecuatoriano y reconocidos internacionalmente.

Para facilitar el proceso a quienes deseen continuar estudios de grado y posgrado, INCINE mantiene convenios de homologación con las Universidades de Palermo y del Centro de Buenos Aires. Los mejores graduados de cada promoción son becados a realizar cursos de especialización en INSAS de Bruselas y ESCAC de Barcelona.

INCINE ofrece carreras tecnológicas en fotografía y sonido de cine, dirección y actuación de cine, y animación de cine, video juegos y realidad virtual. Y ofrece una tecnicatura en maquillaje y vestuario de cine y televisión.

INCINE es una de las 14 escuelas de cine que operan formalmente en América Latina, y una de las 160 del mundo clase A reconocidas como tales por la Confederación Internacional de Escuelas de Cine, CILECT.

Carrera de fotografía y sonido de cine

Carrera de dirección y actuación de cine

Carrera de animación para cine y tv

 

Panorama_saladeproyeccionSala 1: Proyección de Alta Definición, sonido 5.1 Surround, aire acondicionado…

Prácticas profesionales e Inserción en la vida profesional

INCINE incorpora en su plan de estudios las prácticas profesionales, que son implementadas y financiadas por el instituto, incluyendo el equipamiento, materiales y transporte necesarios, para que los estudiantes puedan ejercer sus oficios de guionistas, directores, actores, fotógrafos, sonidistas y productores de cine. En último año los estudiantes formulan proyectos de cine y TV para presentarlos al Consejo Nacional de Cinematografía, a emisoras de TV y a fondos internacionales, proyectos que producirán en su vida profesional. OUTCINE, el programa de inserción profesional del instituto, interviene como productor asociado en las primeras películas de sus egresados, y produce series de TV para que los estudiantes de los últimos años obtengan sus primeros trabajos remunerados.

Misión

Liberar el potencial creativo de cada cineasta en formación, mediante el aprendizaje, el entrenamiento y la reflexión, amplios y flexibles, acogiendo todas las indagaciones, búsquedas y experimentos personales, técnicos y expresivos, y los diferentes ritmos y procesos culturales y personales.


Visión

Ser un espacio formador de cineastas críticos, capaces de elevar la calidad de la creación cinematográfica, televisiva y audiovisual, en beneficio del público ecuatoriano.


Valores y Principios

Acción. El proceso de aprendizaje se basa en la capacidad de accionar de estudiantes y profesores. La acción individual, que somete a prueba práctica toda hipótesis, posibilita la reflexión que conduce al aprendizaje significativo.

Reflexión. La reflexión, consecuencia de la acción, se convierte en hábito si todos los profesores hacen de ella una realidad viva y cotidiana en todas las aulas y en todas las asignaturas.

Capacitación. La práctica pedagógica activa y reflexiva es la motivación, el laboratorio de prueba, y la medida de la auto capacitación individual, y constituye la base para el debate colectivo permanente entre profesores.

Indagación. La capacidad para indagar y discutir consigo mismos, y con los otros, los complicados resquicios del subconsciente social e individual, pone a prueba el mundo interior que la sociedad condena a una existencia oculta y angustiosa en estudiantes y docentes.

Desnudez. El aula es un espacio de generosidad y desnudez donde es posible abrir mente y espíritu para mostrarse a los otros, un espacio sin censura donde estudiantes y docentes pueden reconocer su naturaleza, medirla, aceptarla, recrearla, entenderla y potenciarla.

Protagonismo. El cine tiene sentido si produce una explosión del mundo interior para inundar la vida humana de fantasía, irregularidad, ductibilidad, riqueza, fe y espiritualidad, todo aquello que tienen las personas que son protagonistas en cada momento de sus propias vidas.

Camarassala5bajacalidadEn Sala 2: Micrófonos hipercardioides, zeppelines, inalámbricos, mixers, grabadoras, booms, suspensiones audífonos…

Fines y Objetivos: Logros de Aprendizaje

Cineastas críticos. Formar cineastas capaces de observar, escuchar y analizar el comportamiento humano, incluido el suyo propio, para construir obras cinematográficas que lo recreen, cuestionándolo, y poniendo en duda las cosmovisiones que lo sustentan.

Cineastas comunicativos. Formar cineastas capaces de comunicarse consigo mismos, con los integrantes de sus equipos de trabajo, y con la sociedad, de manera clara, directa y verdadera.

Cineastas abiertos. Formar cineastas dispuestos a reconocer, aceptar y valorar su propia identidad, la de quienes lo rodean, y la de todos los integrantes de la sociedad, incluyendo a quienes le son diferentes por razones culturales, regionales, sociales, de capacidades, religiosas, políticas, económicas y sexuales.

Cineastas experimentados. Proveer a los cineastas en formación la mayor y mejor experiencia profesionalizante, con las técnicas y recursos siempre actualizados.

Cineastas contextualizados. Formar cineastas para el público ecuatoriano, vinculados con su comunidad y con su historia, ubicados en el contexto de su oficio, y en el contexto cultural y cinematográfico de su país, del mundo andino, latinoamericano, y del resto del mundo.

Cineastas emprendedores. Formar cineastas capaces de autogestionarse las condiciones socio económicas para el ejercicio profesional y despliegue de sus potencialidades creativas.

Cineastas colaborativos. Formar cineastas que integran de manera propositiva, asumiendo su responsabilidad individual, los equipos de trabajo que convierten los guiones, proyectos y planes en obras cinematográficas.

Cineastas investigadores. Formar cineastas que se valen de cada emprendimiento cinematográfico para investigar sobre nuevos conceptos, procesos y aplicaciones que mejoren su cualificación profesional y la de su entorno.