Entrevista a Jaslyn Castillo, Estudiante de Cuarto Semestre, Actriz Principal en el Cortometraje “Prófugo”

Entrevista a Jaslyn Castillo, Estudiante de Cuarto Semestre, Actriz Principal en el Cortometraje “Prófugo”

.- Cuéntanos, ¿De qué trata Prófugo?
Prófugo es la historia de dos enamorados, que por cuestiones del destino están condenados a ser separados por la dictadura totalitaria, que viven dentro de la ficción. Sara una mujer totalmente entregada a su hogar sufre al saber que su marido; Joshua quiera o no, tendrá que ir al servicio militar por lo que tienen dos opciones o aceptar lo impuesto por la dictadura, o tratar de huir con él y arriesgar incluso hasta su propia vida por conseguir ser libres y no separarse nunca.

.- ¿Como trabajaste el personaje?
Mi personaje básicamente se trabajó en dos fases conjuntamente con el director Juan Pablo Bautista, en el cual,  buscamos la corporalidad, voz y estado emocional de mi personaje, por medio del trabajo de campo, remontándonos durante los ensayos a lugares totalmente riesgosos y de total oscuridad, para generar en mi un estado Alerta, activando todos mis sentidos. Una vez logrado esta fase pasamos a crear y limpiar mi línea de acciones, perfeccionando una meticulosa coreografía de cada una de mis actividades y las de mi coprotagonista, para podernos olvidar de ellas y centrarnos en el vínculo emocional que teníamos, y así generar una buena escucha entre los dos y poder vivir el momento, poder estar totalmente alertas viscerales antes las distintas situaciones que debíamos afrontar durante el desarrollo de la historia. Una vez en el rodaje trabaje el desbloqueo de mi cuerpo para poder estirar y aflojar mis partes de tensión, comenzando un estiramiento, siempre consciente de una correcta respiración, usando el método de las oposiciones, conjuntamente con el desequilibrio en mi cuerpo para buscar nuevas formas de moverme hasta llegar a un estado corporal animal en el cual activo mis cinco sentidos para explorar, mi voz, mirada, escucha, olfato y tacto usando todo lo que está a mi alrededor para generarme una sensación para finalizar en un estado humanizado con un cuerpo pre expresivo y predispuesto.

Fotogramas del cortometraje “Prófugo”

.- ¿Qué fue lo más complicado de lograr?
Como actriz siento que el reto de personificar y darle vida a Sara fue el de sostener y darle distintos matices a una emoción que en este caso era la tristeza. Durante dos días y medios. Fue un verdadero reto el tener que entrar en este estado y sostenerlo durante toda una jornada por lo que realizaba un trabajo corporal usando la métodos anterior mente nombrados, como las oposiciones y el desequilibrio al punto del agotamiento físico para entrar en un estado de predisposición y pre expresividad en el cual al tener clara mi línea de acciones, podía darme la libertad de vivir el momento y en verdad dejarme afectar por la situación e interacción con mi coprotagonista Jhosua (Ivan Paredes).

,. ¿Cuál consideras que fue tu mayor aprendizaje en este proyecto?
Sin duda alguna,  conocer lo importante que es tener un cuerpo activo y totalmente predispuesto, fue mi mayor aprendizaje. El poder conectar mi cuerpo con mis emociones y voz. Aprendí a identificar mis zonas de tensión y lo importante que es aflojarlas mediante un calentamiento previo. Lo importante que es estar presente en el espacio escuchando de verdad a mi compañero Y dejándome afectar por sus acciones.
La actuación es lo que más me apasiona en la vida y sé que aún me queda mucho por aprender, este es solo el comienzo de una larga serie de aprendizajes. El poder controlar cada una de las acciones que requiere el estar presente en el espacio lleva tiempo y entrenamiento, tanto practico, como visual y cada día trato de afinar mi técnica personal para lograr conocerme y controlar mi cuerpo voz, y emociones.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *